Toma de tierra. Ejercicio bioenergética 1

-De pie, con las piernas separadas unos 25 cm, a la altura de los hombros (caderas en las mujeres), inclinarse hacia delante suavemente descolgando cabeza,cuello, hombros, brazos y columna hasta tocar el suelo con ambas manos.

-Las rodillas deberían hallarse ligeramente dobladas. No debería recaer ningún peso en las manos; todo el peso del cuerpo se halla en los pies, desplazado ligeramente hacia la parte delantera de ellos. Los talones pueden quedar ligeramente elevados. Permitir que la cabeza cuelgue lo más posible.

-Respira a través de tu boca para facilitar que sea de manera profunda. Asegúrate de seguir respirando emitiendo sonido si te es posible.

-Endereza las rodillas lentamente, hasta que los tendones de la corva, en la parte de atrás de las piernas, estén estirados. De todos modos, las rodillas no deberían estar completamente enderezadas o bloqueadas.

-Mantén la postura aproximadamente unos pocos minutos 

• ¿Estás respirando con facilidad, o contienes tu aliento? No habrá vibraciones si dejas de respirar.
• ¿Sientes en tus piernas algún tipo de actividad vibratoria? Si no es así, trata lentamente de doblar la rodilla un poco, y vuelve a enderezarla a la posición original. Haz esto una serie de veces para que los músculos se relajen.
• Las vibraciones, ¿cómo son?, ¿son finas, o son groseras? ¿suaves o espasmódicas? En algunos casos la gente literalmente salta del suelo si no puede contener la excitación. ¿Te ha sucedido esto a ti?